La Tola


El Campeón

En el barrio La Tola, todos le dicen y le conocen como: “El Campeón”. Pero en la actualidad le llaman por el nombre del santo, “Don Bosquito”. Él es Aurelio Núñez, hombre sencillo, jovial y trabajador. De cuerpo y estatura mediana, de blanca cabellera, de bondad y corazón de padre. Todos los días a la salida de clases se ubica en la puerta del Colegio Don Bosco. Limpio y uniformado de mandil y gorra blancos, con su carrito azul  de dos ruedas, donde transporta la golosina para todos, el denominado “helado especial Súper Campeón”. Todos los días, desde hace 50 años, viene haciendo y vendiendo helados en la puerta del Colegio Don Bosco. Él conoce a todos, especialmente a los estudiantes, a los que son y a los que no son del Colegio, pero sobre todo tiene bien identificados a los guambras más revoltosos.

Hace veinte años “el Campeón” tenía una ruleta para la diversión de los jóvenes clientes. Este juego consistía en lo siguiente: si al girar la ruleta, la aguja caía en el número 100, había un helado gratis. Generalmente, los guambras jugaban entre dos y hacían trampa,  “mientras el uno distraía al “Campeón”, el otro lograba que la ruleta marque el número 100”. De esa manera muchos se llevaban un helado gratis.

“El Campeón” siempre fue el primer hincha de los equipos de basquet y fútbol del colegio Don Bosco. Jamás se perdía un partido y cuando ganaban, de la emoción, repartía helados gratis a los jugadores. Es un personaje popular. Con su trabajo de varios años en la puerta del colegio, se ha ganado el cariño de los estudiantes y de los vecinos de La Tola. Continuará siendo testigo del paso de muchas generaciones. Los egresados del Colegio le recuerdan con mucho respeto y cariño al famoso “Don Bosquito” y sus riquísimos helados “El Campeón”.

Recopilación de Marlene Albán


2 comentarios so far
Deja un comentario

Al leer en el margen EL CAMPEÓN, creí que se refería a Eugenio Espinoza, el boxeador al que llamabamos también “Pastuso”, pues era, según me dijo él mismo de Tulcan, pero Eugenio era mas toleño que algunos qwue se dicen y no lo son. Muy amiguero y por un milagro no acabó como su contempráneo Jaime Valladares “El Chico de Oro”. A Eugenio le “topé” no hace mucho y esta muy bien de salud y vive feliz con su familia.
Claro, al “Campeón” de los helados le conocí pues estudié en el Col Don Bosco, se le llamo con ese mote porque en su carrito decia precisamente “QHelados El Campeón” y hacia unos helados de cono sabrosísimos sopbre todo los de guanábana y los de mora. Siempre lo acompañaba su esposa. Un compañero del colegio me conto que en un helado habia encontrado unpelo de la “campeona”. Nos reimos mucho. Este matrimonio de heladeros vivia en la Concepción en una casa de vecindad junto a la casa del Capitan Monroy frente a la casa de don Ñato Valencfia, por mas señas.

Comentario por Juan Ocaña

El Señor O caña tiene toda la razón .El campeón vivía en la León y Don Buscó.
mar celo Benavides

Comentario por Marcelo Benavides




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: