La Tola


Los fantasmas de la fábrica

Doña Magdalena, manifiesta que vivió en la casa piedraita desde que tenía 9 años, donde ha visto y oído cosas espeluznantes. “Ha pasado mucho tiempo, que ya me acostumbré a estas historias y ruidos”.

Se dice que todas las noches, especialmente en las de luna creciente, los vecinos de la casa Piedrahita tenían mucho pánico y temor de pasar cerca de la fábrica. Se comentaba entre conocidos y vecinos que, por las noches, se escuchaba como si los empleados laboraban, ya que el yunque y las herramientas se accionaban solos, sin estar personal alguno. Esto ponía los pelos de punta a las personas que transitaban a esas horas por la fábrica. Del miedo y pavor que les causaban los fantasmas, los habitantes trataban de no pasar por la casa; o si lo hacían, siempre acompañados.

Relato de Magdalena Delgado

Dibujos por Carlos Ayala, Dustin Dután


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: