La Tola


La monja en la ventana

Hace más de medio siglo, cuentan que en la casa de hacienda era un misterio la presencia de la monja en la ventana, pues parecía real. Fue hermana del propietario de la hacienda. Se comentaba que a pesar de ser entregada a Dios, la religiosa tenía un carácter fuerte y lo demostraba con las personas con que se relacionaba en la hacienda, especialmente con los niños y los hijos de los empleados. Dicen que se pasaba inmóvil como una estatua, horas de horas en la ventana de la casa observando a la gente pasar. Los que la miraban tenían mucho miedo, sentían que el corazón se les paralizaba del susto, creían que iban a  ser agredidos. Pero en realidad la monja estaba muy enferma y por causa de la diabetes se quedó ciega. Al morir, dicen las malas lenguas, que se volvió un fantasma que siempre estaba de pie en una de las ventanas de la casa de hacienda. Todos sabían que estaba muerta, por lo que trataban de esquivarse o de pasar corriendo, sin mirar al fantasma de la monja en la ventana.

Relato por Magdalena Delgado

Dibujos por Yara Sarasti, Luis Gallegos


1 comentario so far
Deja un comentario

yo creo que los fantasmas exiten pero ud. ustedes ya se pasaron, se fueron a la chucha con esta wea

Comentario por javiera perez




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: