La Tola


La Llamarada

En la casa Piedrahita, después de tanto tiempo transcurrido, aún hay mucho que contar. No se sabe si fue invento de los mayores, mas el rumor de muchos vecinos del barrio la Tola evoca la realidad lo que vieron. Dicen que para ellos la casa era un encanto, pero que también estaba encantada. Eran testimonios que, de tanto escucharlos, se metían en las mentes de las personas; y la apetencia y el gusano de la curiosidad querían comprobar lo que se decía: “En la guardianía anterior y actual, a través de la ventana se divisaba una gran llamarada, aduciendo que era un entierro de oro, plata y libras esterlinas”. Esto despertaba el interés y la codicia de la población que escuchaba. Los que más ambicionaban obtenerlo se arriesgaban directamente. Otros por miedo, contrataban gente para apoderarse del gran tesoro enterrado. Cuentan que lo que puso fin a la búsqueda fue cuando un grupo de amigos contrató a un albañil y a varios peones y, en una noche, cavaron hasta encontrar el baúl del gran tesoro. Esto le costó la vida al albañil y a sus peones e hizo millonarios a quiénes le ordenaron el trabajo.

Relato de Magdalena Delgado

Dibujos por Marjorie Velez, Indira Guerrón, Paúl Vinicio Silva, Gladys Alexandra Cuero, Kevin Daniel Zuquillo


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: